Make your own free website on Tripod.com
UNA NUBE ESTRATOSFERICA SOBRE EL NORTE DE ARIZONA
Publicación de la Revista SCIENCE ( 19 / Abril /1963 / vol.140 No. 3564 )
Abstracto: una nube inusual en forma de aro fue ampliamente observada en todo el norte de Arizona, cerca de la puesta del sol, el 28 de febrero de 1963. De una gran cantidad de reportes de los observadores es conocido que había aparecido muy elevado a todo lo largo del Flagstaff, Arizona. De las computaciones iniciales basadas en fotografias tomadas en Tucson a 190 millas al sur de la nube, su altura esa aproximadamente de 35 Km. La observación más distante observada fue hecha a 280 millas de la nube. La nube permaneció destellando por 28 minutos después de ponerse el sol.

La iridiscencia fue notada por muchos observadores. Tentativamente la nube pudo ser considerada similar a una nube nacreosa, pero inusualmente su gran longitud y su inusual baja altitud, más su remalcable figura sugiere que era una nube sin antecedentes reportados. Cerca del ocaso, el 28 de febrero de 1963, una nube de inusual configuración y coloración fue observada a lo ancho de diferentes localidades de Arizona y algunos Estados de los alrededores. La nube tomó la forma de un gran anillo ovalado (claramente en el centro) con el gran eje de yendo de norte a sur (figura 1 de la fotografía en este artículo) permanecía brillantemente iluminada bastante después que el sol se había puesto sobre las altas nubes del cirro al oeste. Desde Tucson 190 millas del sur, su elevación angular parecía ser de alrededor de 6 grados. Una computación corriente de su altura basada en geometría solar hecha inmediatamente en la sombra que cubrió esta nube a esa área me condujo a acercarme a la prensa, para obtener reportes confirmados en orden de establecer la locación aproximada de descripciones seguras de la gran cantidad de otros posibles observadores.

Aproximadamente de 150 reportes comunicados por personas conscientes de que habían visto un tipo de nube imprecedente en años de observación, se estableció rápidamente de que la nube esparcida a una gran altura en la vencidad de Flagstaff, Arizona que mostraba una iridiscencia en la clasificación de las nubes estratosféricas del Artico (2,3) y que su estructura externa era muy peculiar. Para los que observaban desde abajo los colores verdes y azul eran visibles y una apariencia rosácea era notada a veces. Una textura rara, descrita por varios observadores independientes, parecida a textura de madera, se presentó casi por toda su extensión norteña, pero al final sureño era más denso y más multiforme. Su figura completa fue comparada por algunos granjeros como una herradura la cual fue vista desde el sur; desde el norte la nube fue vista desde distancias enormes como de 280 millas (cerca de Douglas, Arizona y Albuquerque Nuevo México respectivamente). Muchos observadores reportaron una segunda nube con dirección hacia el noroeste de la nube principal con una figura muy parecida a la primera nube, pero con un solo cuarto de largo. Las correcciones de estos reportes han sido establecidos de las primeras fotografías que vinieron del norte de Arizona. La nube estaba evidentemente moviéndose generalmente hacia el sur este, a pesar de los reportes visuales que tienen algo de conflicto bajo este punto; este punto puede ser resuelto solamente por futuros estudios. Por coincidencia afortunada, la nube apareció a 10 millas de la estación de radio sonda climatológica en Winslow Arizona y un sondeo de gran altitud había sido computarizado justamente una hora antes de la aparició de la nube. La radio sonda había determinado un nivel atmosférico de 13 milibares (presión de alrededor de 29 Km.) Donde la temperatura era de 46 grados centígrados. Por lo tanto, es posible que los picos de San Francisco justo al norte de Flagstaff, perturbaron la corriente, de manera que el movimiento ondular se originó en la estratosfera pero esto permanece como conjetura dependiendo de un estudio futuro en los reportes de la primera aparición.

Los análisis fotogramétricos de las cuatro fotografías que habían sido tomadas en el área de Tucson produjeron ángulos de elevación del punto de distancia de 5.9 a 6.2. Ya que la distancia exacta del punto más cercano de la nube aún no es conocida, pero se calcula de 10 a 15 millas entre las 190 millas, la altura exacta aún no puede ser determinada, sin embargo, los ángulos de elevación citados más la curvatura terrestre le dan a la nube una altura de 35 Km., posiblemente un poco más alto si la medida del punto cercano prueba ser mayor que 190 millas. Esta altura es distintivamente mayor que las nubes escandinavas reportadas. Las alturas fotogramétricas obtenidas en muchos años por Storner y otros, no son más altas que 30 Km. Y la mayoría se extiende entre los 22 y 28 Km.

La altura estimada de 35 Km. regula al posibilidad de que la nube de Flagstaff podría haber sido el rastro de un aéreoplano. El récor de altura de América fue hecho bajo las condiciones favorables directamente sobre el campo local por un Lockleed F-104 en 1959 a 31,6 Km.

Estas indicaciones preliminares marcan la nube de Flagstaff del 28 de febrero como un fenómeno bastante inusual de considerable interés meteorológico. Las preguntas de las fotografías aún hechas en la edición de este ejemplar han traído por consiguiente promesas de más fotografías de un total de 16 lugares razonalemente dispersados alrededor de Arizona, de manera que una información precisa en cuanto a la altura, forma y dimensiones podrían ser obtenidas en un estudio futuro. Un conflicto entre las alturas estimadas de las fotos de Tucson y de la geometría del ocaso estén bajo estudio (la altura indicada basada en reportes disponibles demuestran una distancia de 25 Km.). Datos prematuros consienten de que entre las nubes del cirro y la nube hay un punto de tangente, todo esto computado cerca de Los Angeles, California.

La hidrodinámica del campo en movimiento vertical ha producido una forma de esta nube muy confusa. Actualmente, se estima una longitud de 60 Km. al óvalo cerrado y una anchura de alrededor de 30 Km., con un aro que cruza su sección aproximadamente de 3 a 4 Km. (horizontalmente); no estoy seguro que una nube de tal forma y tamaño haya sido observada a cualquier nivel en la atmósfera anteriormente. Preguntas interesantes sobre la fuente donde el vapor necesario fue presentado, fueron causados por su improcedente altitud.

James E. Mac Donald
INSTITUTO DE FISICA ATMOSFERICA UNIVERSIDAD DE ARIZONA, TUCSON USA.


HOME